Clinica San Vicente de IcaUn equipo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford EEUU  ha descubierto una proteína que ayuda a las células musculares del corazón a regenerarse tras haber sufrido un ataque cardiaco. En estos estudios se hicieron pruebas con parches adheridos con la proteína y se descubrió que al colocarlos dentro del corazón mejora la función cardiaca y la tasa de supervivencia en ratones y cerdos después que sufrieran un ataque al corazón aumentara significativamente. Los investigadores comprobaron que los corazones de los animales recuperaron una funcionalidad próxima a la normal en un lapso de cuatro a ocho semanas después del tratamiento con parche.

Los resultados de estas pruebas del parche cargado con la proteína FSTL1 en ratones y cerdos demostró que estimula la regeneración de tejidos incluso si era implantado después de haberse producido los daños. Por ejemplo, en cerdos que habían sufrido un ataque al corazón, la fracción de sangre bombeada hacia fuera del ventrículo izquierdo disminuyó desde el valor normal de un 50 por ciento al valor, mucho más bajo, del 30 por ciento. Pero la función fue recuperada hasta el 40 por ciento después de que se colocara quirúrgicamente el parche en el corazón, una semana después del ataque, y permaneció estable a posteriori.